Llamamos “Granada es Literatura” al conjunto de actividades en colaboración entre el programa Granada Ciudad de Literatura UNESCO (perteneciente al Área de Cultura del Ayuntamiento de Granada) y el Aula de Literatura de la Universidad de Granada. Entre ellas, una serie de microtalleres gratuitos de escritura que tienen lugar un viernes al mes, desde octubre de 2020 hasta junio de 2021, en la Sala del Mural de La Madraza, Centro de Cultura Contemporánea de la Universidad de Granada, de 18:30 a 21 h.

Hay 15 plazas como máximo para cada taller, otorgadas por orden de llegada de las solicitudes. Los talleres serán presenciales, siguiendo los protocolos anti covid-19, y en el caso de que no se puedan realizar, pasarán a realizarse en modo online. Los interesados en solicitar su participación deberán escribir un email a talleres@granadaciudaddeliteratura.com

Microtaller “Los sonidos de la enfermedad. Poesía y medicina”. — Profesor: Fernando Jaén — Fecha: 23 de octubre de 2020 — Lugar: Sala del Mural de La Madraza, Centro de Cultura Contemporánea de la Universidad de Granada.

Los sonidos de la enfermedad

La poesía toca el mundo de la medicina en un punto donde las certezas cuantificables son borrosas, algo que quienes nos dedicamos a ella estamos comenzando a entender y aceptar. La medicina es un arte que depende de la ciencia. Pero un médico acostumbrado a trabajar a diario con el dolor y el sufrimiento de sus pacientes necesita además una ayuda que le permita reconciliarse con su profesión y con el sentido más profundo del ser humano.

En mi caso, la principal ayuda para religarme con la realidad procede de la poesía. Los poetas, en cierto modo, transitan por los mismos senderos de la medicina, tratan de unir lo personal y lo universal, mostrar lo particular sin simplificar nada, transportando el instante a una suerte más elevada de encuentros. Poesía y medicina se me antojan complementarias para comprender el mundo en el que habitan.

El poeta irlandés Seamus Heaney pronunció una serie de conferencias en la Universidad de Oxford. En ellas celebra la especial habilidad de la poesía para “reparar” y preservar el equilibrio espiritual del mundo. Así entiendo yo la poesía, una forma de enfrentarnos a la realidad para poder repararla. Y en cierto modo, así entiendo yo la medicina.

El taller

Analizaremos algunos ejemplos clásicos y recientes de médicos que también eran poetas como Bulgákov, Chéjov, Keats, Celine, Luis Pimentel o Basilio Sánchez. Analizaremos también el punto de vista de los que han sido testigos de estos actos de reparación en médicos de formación humanística: Un hombre afortunado, de John Berger.