Granada Ciudad de Literatura UNESCO acoge en el Centro Federico García Lorca la presentación de El insectario Coman (La Bella Varsovia, 2019), el primer libro de poemas del rumano Dan Coman traducido en España. El acto contará con la presencia del autor y de la escritora Ioana Gruia, tendrá lugar el miércoles 27 de noviembre de 2019, a las 19:30 h, y es posible gracias a la colaboración del Centro Federico García Lorca, el Instituto Cultural Rumano y la editorial La Bella Varsovia.

El insectario Coman

¿Qué significa ser un hombre en el siglo XXI? Los poemas de Dan Coman observan la realidad y la diseccionan desde la falta de piedad y la ironía. La identidad, la escritura, el amor o la amistad aparecen por este retrato crudo de la masculinidad contemporánea, lejos de la autocomplacencia, por parte de uno de los más inteligentes escritores rumanos actuales. El insectario Coman está traducido al castellano por Elena Borrás.

Dan Coman

Nació en Gersa, Rumanía (1975). Ha publicado los libros de poemas el año del topo amarillo (2003), ghinga (2005), el diccionario mara (guía del padre: 0-2 años) (2009) y El insectario Coman (2017), así como las antologías poéticas d great coman (2007) y ERG (2012). También es autor del libro de relatos Irresistible (2010), las novelas La parroquia (2012), El matrimonio (2015) y esas cosas que nunca cambiarán (2019), y el libro infantil El molino de frío (2018). Ha recibido los premios de la Unión de Escritores de Rumanía al Mejor Debut, el Premio Nacional de Poesía “Mihai Eminescu” a la Ópera Prima, el Premio Radio Rumanía Cultural y el Vilenica Crystal Prize de Eslovenia, entre otros galardones. Diferentes selecciones de sus poemas han sido traducidas al alemán, castellano, esloveno, francés, húngaro, inglés, serbio y sueco. El insectario Coman (La Bella Varsovia, 2019) es la primera traducción completa de su obra a nuestro idioma. Desde 2008 es uno de los organizadores del Festival de Poesía y Música de Cámara “Poezia e la Bistriţa”.

Ioana Gruia, Dan Coman y Elena Borrás, Centro Federico García Lorca, 27 de noviembre de 2019